lunes, 31 de agosto de 2015

¿Parir en casa?


Hace poco un amigo se posicionaba en contra de que el parto en casa estuviera subvencionado por la Seguridad Social. Me comentaba que él no quería participar con sus impuestos en algo que le parecía “exótico y con garantías médicas dudosas”. Yo le dije que ya hay muchos países en los que las mujeres pueden acceder a este servicio sin tener que pagar por ello, pero como éste no es un argumento sólido, me he propuesto escribir este artículo para argumentar mi posicionamiento.

Durante mi embarazo leí algunos libros que hablaban del parto. Finalmente decidí parir en un hospital, como hace la mayoría de las mujeres en España, pensando que era lo más seguro y que los profesionales saben cómo actuar en cada momento. Con el tiempo, mi propia experiencia personal, la asistencia a algunas charlas de asociaciones a favor del parto respetado, otras charlas con comadronas que atienden en casa y escuchar las versiones de algunas madres, te vas formando una idea de lo que es el parto respetado y lo que en realidad pasa en la gran mayoría de hospitales de nuestro país.

Yo parí hace casi un año, lo hice en una clínica privada y salí de allí con una interesante episotomía y un prolapso de vejiga. Con todo tengo que dar gracias de que no me practicaran una cesárea. Hoy en día, el porcentaje de cesáreas practicadas en España está por encima de las recomendaciones de la OMS (1). Ahora tengo mis dudas de si mi parto hubiera sido mejor con un trato más cercano, con más información y en un ambiente más relajado, sin prisas.

Antes de nada quiero dejar bien claro que los hospitales son muy útiles cuando el embarazo es de riesgo, surge una complicación durante el parto o el bebé va mal colocado. Para ello la ciencia ha demostrado ser muy eficiente. Pero si una mujer tiene un embarazo normal y quiere parir en su casa, debería estar en pleno derecho, sin tener que pagarse los gastos ni tener que entrar en lista de espera. Actualmente en España hay más demanda que oferta de estos servicios y muchas mujeres se quedan sin poder realizar su sueño (2).

La evidencia científica apoya a los gobiernos que subvencionan los partos en casa, ya que son más seguros, más económicos y más satisfactorios para las familias (3).

Una mujer embarazada no es una persona enferma, el embarazo no es una patología y por lo tanto no debe de ser tratado como tal. Un parto es un acto fisiológico como comer, dormir o defecar. El cuerpo de una mujer está preparado para ello, de manera que cualquier intervención médica está de más (4). Una mujer sólo necesita un acompañamiento para hacer algo que ella por si sola puede hacer y sabe hacer. Este acompañamiento debe de ser siempre el de una profesional, una comadrona, que pueda detectar cualquier anomalía para derivar, si es preciso, a la madre a un hospital cercano.

Por tanto el parto no es un acto quirúrgico, como una operación, por lo que no es necesario realizarlo en un hospital. Con todo, hay muchas mujeres que se sienten más seguras pariendo en un hospital. En ese caso tomarán la mejor decisión ya que es necesario sentirse segura para que el parto fluya de manera natural. Es bien sabido que el estrés de la madre o una simple descarga de adrenalina causada por un desafortunado comentario del ginecólogo o la comadrona, es suficiente para parar el proceso del parto. Esto pasa con la mayoría de animales, si una hembra se siente amenazada en el momento de parir, el proceso se parará de golpe para continuar unas horas más tarde, en un lugar en el que se sienta segura y protegida.

Algunos hospitales tienen salas de parto, son siempre ambientes fríos para mantener la esterilidad. La mujer de parto es asistida en una camilla, con las piernas abiertas y tumbada boca arriba (litotomía). Esta postura facilita el trabajo a los profesionales de la salud. En cambio, es una evidencia científica que la litotomía dificulta el expusivo (5), por ello y para mayor rapidez se opta en muchos casos por la episotomía. Mientras que muchos profesionales, asociaciones y plataformas recomiendan que la episiotomia se aplique solo en casos extremos, como el sufrimento fetal, en la mayoría de hospitales españoles se practica como algo rutinario (6). Esto dificulta la recuperación post-parto y la lactancia, ya que la madre no puede sentarse para dar de mamar cómodamente a su hij@, además de muchos otros problemas como dolor o malestar en las relaciones sexuales. Contribuye también a debilitar las musculatura del suelo pélvico y las típicas escapadas de pipí. Además la postura boca arriba presiona la vena cava, que es justamente la que provee de oxígeno a la placenta y por tanto al bebé. Todo ello sin hablar de la muy conocida maniobra de Kristeller (7), que se realiza en la mayoría de partos con epidural y de la cual misteriosamente nunca queda registro en los historiales clínicos. En Reino Unido esta maniobra está prohibida. De la epidural y sus riesgos se podría hablar otro tanto (8).

En casa estás en tu ambiente, te mueves como quieres y eliges las posturas en que te encuentras más cómoda, que de hecho son las que te facilitan el movimiento que el bebé necesita para pasar por el canal del parto. Nadie te dice qué tienes que hacer, puedes descansar, comer, dormir... No somos más que mamíferos y como tales buscamos un lugar tranquilo y protegido para hacer aquello que nos es tan íntimo: parir. Sin focos que nos iluminan los genitales ni personas desconocidas que nos observan y susurran entre ellos sin darnos información del proceso. En casa nosotras controlamos nuestro parto.

En el momento del expulsivo, te dicen “empuja” y muchas mujeres cometemos el error de aguantar la respiración para apretar con todas nuestras fuerzas. Al empujar aguantando la respiración, el bebé también se queda sin oxígeno. Además el apretar con fuerza favorece el desgarre y, en mi caso, el prolapso de vejiga, que también puede ser de útero o de ano o de todos a la vez. Un parto respetado es un parto sin prisas por lo que al cuerpo le da tiempo de adaptarse y no es necesario empujar. Nuestro útero es un potente músculo que ya hace el trabajo de expulsar al bebé, de manera natural y sin esfuerzos, solo se necesita tiempo.

Ni que hablar del uso de instrumental como paletas, forceps o ventosas (9). Mi osteópata me comentaba no hace mucho que la ventosa es tal vez más respetuosa con la madre pero muy agresiva con el bebé. Primero se adhiere al cráneo y luego se realiza un movimiento de torsión para girar al pequeñ@ a la vez que sale por el canal del parto. Las membranas craneales dejan de estar en sintonía y con el tiempo cada una crece y se desarrolla sin tener en cuenta a la que tiene al lado, como una orquesta en que cada músico toca a su manera, sin armonia.

El desgarre es una de las cosas que más miedo da a una mujer que está de parto. Muchas se abren de vagina a ano, a veces por las prisas y por el empujar demasiado antes de que el tejido del periné tenga tiempo de adaptarse y flexibilizarse. Un desgarro es una obertura natural del cuerpo, un romperse por dónde el tejido es más débil, pero siempre es un doble trabajo a la hora de hacer una sutura. Los ginecólogos prefieren cerrar una herida recta y limpia a un desgarre irregular. Una amiga que tuvo un parto natural con episiotomia y desgarre me dijo que le dolió más la episiotomia que el desgarre. La episiotomia es un corte artificial, además corta la musculatura, mientras que el desgarre dificilmente se produce a nivel muscular.

Si tuviera que volver a parir no sé si lo haría en casa, en una casa de partos o en un hospital con un protocolo que respetara en todo momento la voluntad de la mujer. Lo que sí me gustaría es que tomara la decisión que tomara pudiera acceder a ella con la cobertura de mi seguro médico. Elegir dónde parir me parece un derecho de la mujer que deberían tener en cuenta nuestros gobiernos y que espero que pronto sea considerado. Algún día nuestras hijas ya no tendran que luchar por ello y tendrán acceso a un trato más personal y respetuoso con su cuerpo y su sensibilidad.

Por último, parir en casa es mucho más barato que hacerlo en un hospital, así que si pudiéramos optar por ello, la sanidad pública se ahorraría mucho dinero.

Para terminar os dejo un bonito cuento: “El perro, el gato y la gallina”:


Luna


Para más consultas:

FERNÁNDEZ DEL CASTILLO, ISABEL. La Revolución del Nacimiento. Ed. Granica, 2006.

En la web:


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. http://www.eldiario.es/sociedad/Sanidad-Espana-cesareas_0_237627037.html (agosto 2015)


viernes, 10 de julio de 2015

Buscamos familias interesadas en un grupo de crianza

Estamos pensando en crear un grupo de crianza en Santa Coloma de Gramenet para el próximo curso 2015-16. Para ello necesitamos saber si estás interesad@.

¿Qué es un grupo de crianza? Es un grupo de familias que se reúnen en un espacio adaptado, en un horario determinado para acompañar a sus hij@s en el aprendizaje, dejando que sean ellos los que vayan descubriendo. Siempre hay un adulto que acompaña al pequñ@ (padre, madre, abuel@) y se hace responsable de él/ella. Esta persona se mantiene en una posición de observador y atiende al niñ@ cuando éste/a se lo pide.

Además un grupo de crianza es un lugar de encuentro, de intercambio y de reflexión para las familias. Se pueden compartir las dudas, experiencias y logros de nuestra crianza con otros padres/madres. No es nunca una imposición de pautas o una manera de transmitir conocimientos. Cada familia puede encontrar aquí orientación de otras familias, pero cada uno/a decidirá siempre qué camino seguir.

Si estás interesad@ contacta con nosotros en gramamascrianza@gmail.com





lunes, 22 de junio de 2015

Nos vamos de vacaciones

El próximo martes 30 de junio será nuestro último martes de grupo de lactancia antes de cerrar por vacaciones. Volveremos a abrir en septiembre con energías renovadas y nuevos proyectos.

Recuerda que este verano es esencial vigilar la exposición al sol de los más pequeños. A continuación te damos algunos consejos:

1. Lo mejor es evitar las horas de más sol, aprovecha para dormir una siesta con tu bebé o para jugar en casa con el aire acondicionado a una temperatura media.

2. Si vas a usar protector solar mira que éste no tenga muchos productos químicos, como parabenos. Siempre son más recomendables la barreras físicas que las químicas en las cremas.

3. Si vas a comprarle una gorra a tu bebé puedes mirar que tenga filtro UV.

4. En la playa usa siempre sombrilla con filtro UV y evita las horas de más sol. Recuerda que el agua y la arena reflejan los rayos ultravioleta. Los días nublados también pueden ser peligrosos, ya que el agua que está suspendida en la atmósfera refleja los rayos ultravioleta. El calor y la luz disminuyen, pero no la radiación solar.

¡¡Gramamás te desea unas felices vacaciones de verano!!





miércoles, 17 de junio de 2015

Yo, mujer que ama, que pare, que cría y que aborta.

Todo empieza con una prueba de embarazo positiva, al menos en la mayor parte de los casos, todo empieza así. De repente estás embarazada, te haces los controles, todo va bien, tu embarazo prosigue con normalidad y das a luz, también de manera magnífica.
Dejando de lado la violencia obstétrica del parto, hay una verdad oculta en todo el proceso del quedarse embarazada y del embarazo en si. Hoy quiero desmitificar toda esta fantasía de perfección, quiero abrir las puertas a la verdad y, sin que sea un texto triste, sí que quiero que sea una normalización de las cosas que ocurren. 
Yo soy Montse Sarrión y he tenido un aborto. Seguro que acabas de pensar “Oh! Pobrecita! Cuánto lo siento!” pero esa no es la finalidad del post.
Durante toda mi vida se me ha adiestrado para ser una persona fría, como el hielo, ni siento ni padezco. Se me ha enseñado que si no dejas salir las lágrimas nada te hace daño y que no quejarse sea la mejor manera de demostrar la fuerza de uno mismo.
Bien, todo eso son mamarrachadas. La realidad es que se me educó para ser sumisa, para aceptar las cosas tristes sin luchar en contra, sino a tragarlas y olvidarlas, a no hacer caso de mis sentimientos y sobretodo a ir en contra de mi Yo interior y de mi instinto.
Esto, evidentemente, me ha traído muchos problemas, y si la cosa acabara conmigo sería más fácil, pero lo cierto es que he hecho mucho daño en el pasado, hago en el presente y por desgracia, seguramente, haré en el futuro, aunque espero que menos.
Por eso, desde hace algunos meses he iniciado cambio de estilo vida. Un plan de cambio que envuelve todo mi núcleo familiar, que empezó con una entrada sigilosa al veganismo y que está siendo un descubrimiento de mí misma bastante intenso. Dentro de este cambio y de este reencuentro con mi Yo interior hay una premisa clara: ser fiel a mi instinto y a mis necesidades y ahora tengo necesidad de explicar que he perdido a mi bebé.
Sé que es un tabú, que se ve de reojo, se habla a escondidas de la mujer que le ocurre y se aplaca con frases como: eres joven, tendrás más oportunidades, seguro que no venía bien, es mejor así...
Pero la realidad es que es un proceso físico normal que sucede en muchas ocasiones cuando las cosas no van bien. Sucede casi en la mitad de los embarazos, muchas veces ni nos enteramos y no hay nada de qué avergonzarse. Igual que una no se avergüenza cuando se constipa, o cuando está estresada y tiene un ataque de pánico, no hay que sentirse avergonzada por sufrir un aborto. Es triste y, sobre todo si es algo que has buscado durante mucho tiempo, es terriblemente doloroso, pero las penas compartidas son menos penas.
Por eso quiero invitar a todas las mujeres que han sufrido abortos a que hablen de ello, pero de una manera natural, sin decirlo en voz bajita, sin miedo, sin enrojecerse y sin sentimiento de culpa. Hazlo por ti, hazlo por los que te rodean y sobre todo hazlo por todas las mujeres que vagamos por la tierra encerradas en nuestra burbuja de aire, porque el camino de la paz pasa por el de la aceptación.


Montse Sarrión

martes, 16 de junio de 2015

Una experiencia para repetir

El pasado sábado 13 de junio estuvimos en Ciertopelo, en el Mercado Sagarra de Santa Coloma de Gramenet. Participamos con una paradita de ropa de bebé de segunda mano, productos de puericultura y juguetes. La experiencia resultó ser muy positiva. Desde primera hora, antes incluso de terminar de montar la parada, se acercaba gente a preguntar precios y a mirar lo que teníamos para ofrecer. Las madres de gramamás estuvimos allí todo el día con la ilusión de que todo lo que recaudáramos se destinaría a los fondos de la asociación. Ahora ya podemos decir que hemos recaudado nuestros primeros fondos, con ellos podremos arrancar otros proyectos e ir creciendo poco a poco.

Por la tarde dimos una charla informativa sobre porteo ergonómico. La idea era difundir la importancia de este tipo de mochilas, fulares, bandoleras, pouchs a las madres de Santa Coloma de Gramenet, que muchas veces utilizan mochilas muy caras y de marcas muy conocidas, pero que no son buenas para el desarrollo del bebé o para la espalda del que lo lleva.

La experiencia fue muy positiva, tanto que estamos deseando repetirla e incluso ampliar nuestra oferta de artículos y exponer también piezas de artesanía hechas por las madres de Gramamás.

¡No dejéis de seguirnos en Facebook para estar al día de todas nuestras actividades!



jueves, 11 de junio de 2015

¡¡¡Colabora con Gramamás!!!

¡Buenos días!

Como algunas ya sabréis el equipo de Gramamás ha estado trabajando mucho las últimas semanas para poder dar esta noticia: Ya está en marcha la documentación de nuestra asociación. ¿Y eso que significa? Pues que para el próximo septiembre ya tendremos Cif y todos los derechos y deberes que repercuten en las entidades. Y queremos que tú también formes parte.

¿Cómo puedo ayudar a Gramamás?
Nada más sencillo, puedes hacerte socia mediante la cuota anual de 20€ que puede ser pagada en cualquiera de los eventos que realizamos.
Además tenemos una oferta especial para estos tiempos, como ya sabéis Gramamás participa en Ciertopelo, el mercadillo de segunda mano de referencia en Santa Coloma de Gramenet. Si vas mal de dinero y no puedes afrontar la donación ¡nosotras lo entendemos! Sólo es necesario que aportes objetos de puericultura que puedan ser vendidos a un valor igual o superior a 20€.  Es un buen trato ¿no? Así vacías tus armarios de trastos que no vas a usar y además colaboras con la asociación de maternidad consciente de Santa Coloma de Gramenet.

¿Que saco yo asociándome?
Las ventajas de asociarse en Gramamás són múltiples:
-Descuentos o gratuidad en talleres y charlas.
-Poder participar de forma activa en la toma de decisiones que hacen referencia a las competencias de la entidad y la forma de llevarlas a cabo.
-Poder acceder a la biblioteca de Gramamás dónde contamos con algunos de los libros más reconocidos en crianza respetuosa de nuestros días: Carlos Gonzalez, Rosa Jovè, Basulto, etc.
-Poder hacer uso de los portabebés en préstamo: actualmente una mochila Manduca, un fular elástico de Crianza Natural y una bandolera.

Me interesa ¿dónde os encuentro?
Puedes encontrarnos buscando nuestro Blog en la web, en Facebook y en el correo: gramamascrianza@gmail.com
Además durante el calendario escolar podrás conocernos todos los martes de 10 a 12 en el Centro Cívico Riu, Lluís Companys, 9. Tenemos grupo de apoyo a la lactancia materna con asesora y el próximo curso abriremos un grupo de crianza por las tardes.
Somos un grupo de familias que quisiéramos que nos informaran sobre un tema en concreto ¿podéis prepararnos reuniones?
¡Por supuesto! Si tenéis un grupo de familias, con bebés de edades semejantes podemos prepararos formaciones, talleres o charlas del tema que os interese: porteo, alimentación complementaria, pañales de tela, etc. El límite es el cielo.
¿Tienes más preguntas?

No dudes en contactarnos en todos los medios que te hemos mencionado con anterioridad.

miércoles, 3 de junio de 2015

Mercadillo de segunda mano Ciertopelo

El próximo sábado 13 de junio nos encontrarás en el mercadillo de artesanía y segunda mano Ciertopelo que esta temporada se organiza en el Mercado Sagarra de Santa Coloma de Gramenet. Os animamos a venir y a participar en nuestro taller de porteo ergonómico.